La Unión Europea (UE) acusa a Google de abusar de su posición privilegiada y dominante en los buscadores para promocionar sus servicios y prácticamente anular a la competencia. Es decir, se le acusa de posicionar por delante sus servicios, penalizando a otros competidores. Según varias fuentes británicas, la Comisión está decidida a multar al buscador con 3.300 millones de euros, pero la sanción podría ascender a unos 6.600 millones (un 10% de sus ganancias anuales).

Si al final se lleva a cabo, sería la multa más elevada que imponen las autoridades europeas antimonopolio, superando por mucho la impuesta a Intel (1.100 millones de euros).

El rey de los buscadores se ha defendido diciendo que las acusaciones de la Comisión son erróneas y que están dispuestos a negociar y debatir las condiciones. Sin embargo, la Comisión no está dispuesta a negociar y quiere llevar el caso hasta el final.

google

Otras guerras de Google

A parte de esta investigación por abuso, Google tiene otros frentes abiertos con la Unión Europea. Hace un mes, la Comisión acusó a la compañía de Larry Page de abuso de posición dominante en Android y pronto podría hacer lo propio con Google Adwords.

Google Shopping también está en el punto de mira por posicionar en primeras posiciones productos suyos, perjudicando muy notablemente a la competencia.

 

Relacionado: ¿Por qué es tan importante el posicionamiento?

 

 

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR